About Me

header ads

Vicepresidencia y UNICEF trabajan para fortalecer programas de protección social ante COVID-19

Con estas intervenciones, el UNICEF contribuye con la Vicepresidencia a la implementación de las medidas tomadas por el Gobierno dominicano para mitigar los efectos económicos y sociales que ha generado la proliferación del coronavirus
SANTO DOMINGO, 8 de junio de 2020.- La Vicepresidencia de la República, a través de la Administradora de Subsidios Sociales (ADESS) recibió el apoyo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), para fortalecer el programa Quédate en Casa del Gobierno Dominicano y hacer frente a las consecuencias económicas y sociales por la pandemia del COVID-19.
UNICEF designó un monto de cinco millones 400 mil pesos que fueron transferidos a dos mil 700 hogares con niños y niñas con discapacidad, identificados por el Sistema Único de Beneficiarios (SIUBEN), siguiendo la estrategia del Gobierno dominicano de focalizar en la población más vulnerable. Los incentivos fueron distribuidos a través de las transferencias monetarias complementarias administradas por ADESS.
Además, el organismo internacional ha apoyado el funcionamiento del Centro de Contacto ampliado de ADESS, el cual busca brindar información oportuna a los participantes que forman parte de los programas sociales y a los ciudadanos en general, asimismo a comerciantes pertenecientes a la Red de Abastecimiento Social (RAS).
Adicionalmente UNICEF apoyó a ADESS en el envío de minimensajes masivos que notifican a cientos de nuevas familias, para informarles sobre su inclusión en la iniciativa social, que surge por disposición del Gobierno a raíz de la pandemia COVID-19 para garantizar la alimentación de los hogares vulnerables.
“Agradezco el compromiso de UNICEF y de todas las agencias del Sistema de Naciones Unidas en República Dominicana (ONU), aliados de gran valor en esta lucha a favor del desarrollo social”, indicó la vicepresidenta, doctora Margarita Cedeño en su cuenta de Twitter.
Para el proceso de selección de hogares beneficiarios se tomaron en cuenta criterios como hogares con menores de cinco años con discapacidad severa o con dos o más discapacidades al mismo tiempo; y nivel de pobreza de las familias identificadas por el SIUBEN como pobres y vulnerables (ICV1 e ICV2 respectivamente) con niños y niñas con discapacidad.
Además, vulnerabilidad social, donde se prioriza hogares con más miembros con discapacidad y/o con enfermedades catastróficas o de alta complejidad (por ej. cáncer, VIH/SIDA, entre otros), personas mayores de 65 años que vivan solas; madres solteras; menor de 18 años; así como mujeres sobreviviente o víctimas de violencia de género o de violencia sexual.
De igual manera, accesibilidad, donde se prioriza los hogares ubicados en las provincias más pobres y en zonas rurales donde la pérdida de ingresos y la recuperación de los medios de vida post pandemia será más difícil.


Publicar un comentario

0 Comentarios