About Me

header ads

Un impresionante triple final de Damian Lillard elimina a los Thunder

Fue una locura, algo que en Portland tardarán en olvidar… si es que consiguen hacerlo.  embocó un triple lejanísimo, desde más de 10 metros y casi en estático para, sobre la bocina, darle la victoria a los  sobre los  y eliminar a OKC (118-115). La serie termina 4-1, los de Oregón acceden a las semifinales del Oeste y hay un claro triunfador en todo esto: Damian Lillard.

50 puntos

Ha sido el protagonista de la eliminatoria, en un duelo de sangre con  del que éste ha salido bastante mal parado. Nueva eliminación en primera ronda para él y para Oklahoma. Lillard hizo 50 puntos, récord personal y récord histórico de la franquicia en un partido de playoffs. Antes de ese triple, ya había batido la mejor marca hasta la fecha, 46 puntos de LaMarcus Aldridge.
Lo había hecho con una bandeja sin miramientos que había empatado el duelo a 115. Pero quería más. En la siguiente posesión los peores fantasmas de Westbrook en la post temporada se asomaron a su vida. The Brodie falló y todo quedó en manos de Lillard, el Moda Center en pie, Paul George, 36 estériles puntos, defendiéndole. La vida en un segundo y medio, sin necesidad de tiempos muertos. Lo que tardó Lillard  en levantarse desde lejísimos, ligeramente echado a un lateral tras ganar un pequeño espacio con un leve paso, y firmar un triple limpio, salir corriendo a celebrarlo, delirio en la noche de Portland. Esa acción valía una clasificación. Los Blazers esperan rival en semifinales: Nuggets o Spurs.

“La mejor actuación que vi nunca”

Palabras de Terry Stotts, entrenador de los Blazers, sobre la noche de su pupilo. “Fue probablemente la mejor actuación que vi nunca”. Lillard, cuyo tope en playoffs era de 40 puntos, cosechados en el cada vez más lejano 2016, dejó una hoja de tiro de 17/33 en lanzamientos, con 10/18 en triples, 6/8 en tiros libres y el añadido de 7 rebotes, 6 asistencias, 3 robos de balón y 1 tapón.
“A veces te toca pasar por algo y cuando sigues luchando, trabajas y permaneces juntos, hay una recompensa esperándote”, comentó el protagonista sobre el mismo parqué del Moda Center.
Lillard, tras el salvaje triple, hizo el gesto de adiós con su mano. Sí, es lo que pensaron todos, iba dirigido a OKC: “Me estaba despidiendo de ellos. Cuando ganamos cuatro partidos no hay nada más que hacer”. Y explicó su tiro. “Solo lo tenía que dejar volar, lanzar la pelota alta hacia el aire para darle una opción. Y eso es lo que hice”.

Una serie histórica para ‘Dame’

Según datos de StatMuse, además de establecer su récord personal de puntos en unos playoffs y a su vez el récord de la franquicia, Lillard obtuvo anoche algunas otras notables marcas:
  • Segundo jugador de la historia, tras Klay Thompson, en firmar al menos 10 triples en un partido de playoffs. Thompson lo logró en 2016, casualmente ante OKC.
  • Los 34 puntos al descanso de Lillard son la anotación más alta en una primera parte de un partido de playoffs desde que Vince Carter firmara también 34 unidades en 2001.
  • Lillard ha promediado 33,0 puntos en la serie contra los Thunder, la marca más alta de siempre para un jugador de los Blazers en una eliminatoria.

El desastre definitivo de Oklahoma

Una canasta de Paul George ponía el 105-113 favorable a los Thunder a falta de 3 minutos y 55 segundos. OKC, que había arrancado el duelo con un buen parcial en el primer cuarto (27-39), disponía del control del choque. Pero desde ahí, el horror para los visitantes, que encajaron un parcial de 13-2, en una serie concatenada de errores que costaron su eliminación. Fallos, fallos y más fallos, de Dennis Schroder, de Westbrook, de George (el único que fue capaz de anotar en este tramo) y el partido finalmente perdido. Westbrook, nuevo triple-doble para despedir la temporada: 29 puntos, 11 rebotes, 14 asistencias, además de 4 robos de balón. “Muy decepcionante”, acertó a decir sobre el desplome en el último cuarto. George, los citados 36 tantos, con 14/20 en tiros de campo.
Portland, tras dos temporadas cayendo en primera ronda, vuelve a las semifinales del Oeste, cota alcanzada por última vez en 2016, cuando cedieron contra los Warriors. Oklahoma, por su lado, después de llegar a las Finales del Oeste en 2016, ha encadenado tres eliminaciones seguidas en primera ronda de 2017, 2018 y 2019.

“Gracias a los Knicks por cortarme”

Enes Kanter ha pasado de no jugar nada en los Knicks, de donde salió despedido a principios de febrero, a ser una pieza clave en los Blazers, sobre todo tras la lesión de Jusuf Nurkic. Cuando le han pedido una valoración sobre el duelo y sobre el acceso a semifinales, quiso acordarse primero de New York. “Gracias a los Knicks por cortarme”. El pívot turco hizo 13 puntos y 13 rebotes.