Ultimas Noticias

Anuncian rebaja de 5 pesos al pasajes en Gran Santo Domingo



El vicepresidente del Partido Fuerza Nacional Progresista (FNP), Pelegrín Castillo, pidió hoy al Gobierno que concentre sus esfuerzos en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas para reclamar a la comunidad internacional la solución de los problemas económicos y sociales de Haití.

El diputado pidió al gobierno haitiano y sus organizaciones que se sumen al reclamo de los problemas “de Haití en Haití”.

“Sería un grave error ir a presidir la mayor instancia internacional y no denunciar con vigor ante el mundo la grave situación generada por Haití como estado colapsado”, precisó el dirigente político en un documento entregado a los medios de comunicación.

Castillo, exministro de Energía y Minas, calificó a Haití como “zona de desastre ecológico y sanitario” y que, como consecuencia, es susceptible de provocar conflictos que comprometan la seguridad regional y hemisférica.

 UN APUNTE:

El vicepresidente del Partido Fuerza Nacional Progresista (FNP), Pelegrín Castillo, cuestionó que el Gobierno mantenga abierta la frontera con Haití, porque provoca un éxodo desbordado de nacionales de ese país al territorio dominicano. Consideró que esa situación provocará un conflicto insular y regional donde no habrá ganadores.

Advirtió que la actitud del Gobierno dominicano frente a Haití manda una señal equivocada al mundo. Consideró que es una irresponsabilidad de quienes pretenden dar una “solución dominicana” a los problemas económicos y sociales haitianos.

Manifestó que, ante esa realidad, es imprescindible que el Gobierno dominicano reclame en la ONU una solución “internacional, efectiva y auténtica” a los problemas de Haití.

“Lo grave es que todos los actores de la comunidad internacional lo saben y lo único que han hecho es comprometer a República Dominicana en roles que no puede ni debe asumir”, insistió Castillo.

El excongresista advirtió a las organizaciones que hacen vida en República Dominicana que tienen un enfoque equivocado del problema, pues procuran “una solución dominicana” a los males que enfrenta su país.

Indicó que ese enfoque “persigue imponer una minoría nacional, despojando, con apoyo de poderes foráneos, el Estado dominicano de la capacidad de definir quiénes son sus nacionales”.

Pidió a esas organizaciones que cambien esa manera de tratar el problema haitiano.

Agregó que “los dominicanos entendemos el drama haitiano, pero el hecho de ser el país más solidario, no significa que nos vamos a hacer cargo de los problemas de Haití”, explicó.

Consideró que Haití solo la comunidad internacional y los propios haitianos puede hacer de Haití una nación segura, estable y próspera.

Insistió en que “la solución dominicana” debe ser descartada.

Cuestionó que el Gobierno mantenga abierta la frontera con Haití, porque provoca un éxodo desbordado de nacionales de ese país al territorio dominicano y manda una señal equivocada al mundo sobre ese tema.