Ultimas Noticias

Interior y Policía entrega 700 mil pesos a familiares de policía caído



Familiares del raso de la Policía Nacional, José Ariel Tirado Pérez, quien falleció en el cumplimiento de sus funciones, recibieron la suma de RD$700,000.00 como parte del programa a Víctimas de la Violencia del Plan de Seguridad Democrática, del Ministerio de Interior y Policía (MIP).

La entrega fue encabezada por el titular del MIP, José Ramón Fadul, y el director general de la Policía Nacional, mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte, en el Salón del Consejo Policial, ubicado en la sede del cuerpo del orden público.

Fadul expresó su más sentidas condolencias a la familia de la víctima, lamentando el fallecimiento del agente policial. Además, destacó la disposición de la institución que dirige y del Gobierno para acudir en ayuda de los parientes de aquellos agentes caídos en el cumplimiento de sus funciones.

Mientras que el mayor general Bautista Almonte, al momento de entregar el cheque por el monto ya mencionado, a la viuda del raso Tirado Pérez, la señora Stephany Michelle Marte Cross, agradeció la iniciativa del MIP con la institución que dirige, al tiempo de manifestar que el apoyo a sus agentes no termina aun haya caído durante su labor como protectores de la seguridad ciudadana.  

“Agradecemos el esfuerzo que realiza el Ministerio de Interior y Policía por contribuir con la familia policial; que los policías sepan que nosotros nunca los dejamos solos, aun hayan perdido la vida en el cumplimiento de su deber”, expresó el alto oficial.

Al dirigirse a la esposa del fenecido alistado, le expresó que “deseamos que le dé un buen uso al dinero que se le está siendo otorgado para beneficio de su hijo y del raso que perdió la vida en el cumplimiento de su deber”.

La directora del Programa de Protección de Víctimas de la Violencia, doctora Ilka García, dijo que ese plan tiene como objetivo principal ofrecer protección a los familiares de los policías caídos en el cumplimiento del deber y a las familias de víctimas de balas perdidas. 




El raso José Ariel Tirado Pérez falleció cuando se encontraba prestando servicios en una unidad de acción rápida (LINCE), en Los Jardines 11, en San Francisco de Macorís, mientras le daba seguimiento al desaprensivo Melvin Concepción Brito, cuando éste, escondido en la casa de un familiar, la emprendió a tiros contra el alistado. 

En el acto también estuvieron presentes los generales Rafael Atahualpa Cabrera Sarita, inspector general de la Policía Nacional; Pablo Arturo Pujols, director Central de Investigaciones (DICRIM); Ramón Ciriaco Núñez, director Central de Prevención, y Héctor García Cuevas, director de Asuntos Internos, entre otras personalidades.