Ultimas Noticias

Desarrollo Fronterizo transforma el Caño de Yuti en el Club del Pescador de Montecristi



Más de 200 pescadores que desde allí se ganan el sustento podrán incursionar en otras actividades relacionadas a la vida en el mar.

San Fernando, Montecristi.- Más de 200 pequeños pescadores agrupados en la Asociación de Pescadores del Caño de Yuti recibieron de la mano del director general de Desarrollo Fronterizo, Miguel Beajarán, lo que hoy es El Club del Pescador, una obra ejecutada con el propósito de brindar protección a los pescadores de Montecristi  y de ofrecer un espacio de esparcimiento a los residentes y visitantes de la ciudad del Morro.

El Caño de Yuti es un brazo de mar que ha sido tomado como embarcadero por los pescadores que diariamente se ganan el sustento zarpando desde allí hacia mar adentro, desde donde regresan con el pescado y los mariscos que abastecen gran parte de los hoteles y restaurantes de Montecristi y otras zonas de la línea noroeste.

Nivio Antonio Cruz, presidente de la Asociación de Pescadores del Caño de Yuti dijo sentirse emocionado al ver como esta entidad aglutinó a varias instituciones gubernamentales para dignificar el quehacer de estos humildes y muy productivos pobladores de Montecristi.

“Este lugar será el punto de referencia para el que quiere vacacionar aquí, en Montecristi y de igual manera, el centro de acopio de quienes buscan adquirir el pescado y el marisco fresco que ofreceremos con mucho más facilidad”, indicó el vocero de los pescadores de Montecristi,

De su lado, el director de Desarrollo Fronterizo, explicó que el Club del Pescador desarrollará un concepto que permitirá la dignificación del pescador de Montecristi a través de la práctica de deportes acuáticos y el fomento de la cultura del turismo de investigación.

“Este es el inicio del desarrollo de un proyecto mucho más ambicioso y beneficioso para los que se ganan la vida en el mar, desde este Club del Pescador auspiciaremos la construcción del museo subacuático, a través del cual rescataremos las más de 15 mil piezas arqueológicas que están en manos de particulares, dispersas por gran parte de la geografía nacional, que contienen la historia de Montecristi y del descubrimiento de la isla La Hispaniola”, afirmó Miguel Bejarán.

Este lugar, que se pretende convertir en un destino turístico más de Montecristi, lucía abandonado y la flora, compuesta por manglares y otras especies que adornan el entorno del caño estaban muriendo, producto de que el sedimento acumulado por la marea alta provocada por los fenómenos climáticos que han azotado la costa, limitaban su corriente y el oxígeno que debían recibir de las aguas del mar, lo que las marchitaba.

La acción decidida de las áreas de infraestructura y embellecimiento de la dirección general de Desarrollo Fronterizo-DGDF-, en colaboración con un personal de la dirección de Combate de Plagas Tropicales del Ministerio de Obras Públicas, dirigido por Abel Tejada, realizaron las labores de limpieza del caño y de la playa que está al norte del mismo.

De igual forma, construyeron un nuevo atracadero para las embarcaciones de los pescadores, iluminado con lámparas de pedestal, arborizaron la verja perimetral del área de parque con uva de playa, palmas, dátiles, framboyán, caoba, espada de San Jorge, uva chilena y coco, más de mil 500 plantas. También nivelaron el terreno que será usado para el parqueo  y construyeron un amplio gazebo para la realización de las actividades sociales.

El caño de Yuti, además de las pequeñas obras físicas que les fueron construidas, recibió una importante reestructuración ambiental, lo que garantiza que la biodiversidad allí será restaurada.