Header Ads

Prostitutas haitianas ponen en peligro la salud del Monteplateños

Prostitutas haitianas ponen en peligro la salud del Monteplateños

POR LUIS D. SANTAMARIA

El autor es periodista. Reside en Monte Plata.

La prostitución sin controles sanitarios a que se dedican mujeres haitianas indocumentadas en la provincia de Monte Plata pone en peligro la salud de un amplio segmento de los habitantes de esa demarcación, principalmente hombres que recurren a esas para satisfacer sus necesidades sexuales.

Esas mujeres inmigrantes haitianas indocumentadas que se dedican a la prostitución o trabajo sexual sin ningún tipo de control sanitario han invadido lentamente casi todo el municipio de Monte Plata ante la mirada indiferente de las autoridades de Migración  y Salud Pública.

Esta creciente y aberrante actividad sexual  se realiza en cualquier lugar o centro de diversión del municipio de Monte Plata, algo que preocupa seriamente a los habitantes de esa demarcación por la proliferación de enfermedades de transmisión sexual, principalmente como sífilis, gonorrea y el VIH-Sida. 

Estas mujeres inmigrantes haitianas sin documentos legales que justifiquen su estadía en el país se dedican  a la prostitución o trabajo sexual para poder sobrevivir ya que no encuentran trabajo decente por carecer de papeles que avalen su estadía en la República Dominicana. 

Las autoridades de Migración y el Ministerio de  Salud Pública deben poner control a prostitución que estas mujeres haitianas indocumentadas ejercen en todo el municipio de Monte Plata,  lo que pone en peligro seriamente la salud de muchos hombres que se arriesgan a tener relaciones sexuales con estas trabajadoras del sexo.

La Dirección de Migración y el Ministerio de Salud Pública debieran  iniciar redadas periódicas para apresar y devolver al vecino país a estas mujeres pululan en todo el municipio de Monte Plata ofertando sus servicios sin control.

Las trabajadoras sexuales haitianas indocumentadas que ofrecen sus servicios  a cambio de dinero con fáciles de identificar en cualquier lugar de la población principalmente por el peinado realizados a base de cabellos postizos o trenzas.

Algunas de estas mujeres hablan español con fluidez porque muchas de ellas nacieron en República Dominicana  hijas de padres también  indocumentados que vinieron al país desde Haití a las labores de corte y tiro de caña.

El caso es que estas mujeres indocumentadas deberían ser apresadas y devueltas a su país de origen como forma de evitar y  controlar la invasión pacífica a territorio dominicano a realizar su aberrante labor que pone en peligro la salud de un amplio segmento de la población.

Señores autoridades Migración y Salud Pública comiencen desde ya a apresar y devolver al vecino país a las mujeres indocumentadas haitianas que se dedican a la prostitución sin ningún tipo de controles sanitarios como forma de subsistencia.
Publicar un comentario
Con tecnología de Blogger.