Ultimas Noticias

Diógenes González el faro a Colón desde ahora en adelante se convertirá en monumento de lo más visitado en Santo Domingo





SANTO DOMINGO. No hay que caminar mucho a lo interior de las instalaciones del Museo Faro a Colón para darse cuenta que desde su inauguración en 1992, en ocasión de la conmemoración del V Centenario de la llegada a la isla de Cristóbal Colón, ha acumulado un gran deterioro.

La ausencia de mantenimiento en los módulos, salas y otros espacios del lugar experimenta, poco a poco una notable mejoría, según pudieron constatar reporteros en un recorrido junto a su gobernador Diógenes González.

De reciente designación en el puesto, González expuso que desde que llegó al lugar estableció comunicación con los representantes diplomáticos de 48 países acreditados en el país para que actualicen los módulos que le fueron entregados cuando se inauguró este monumento y museo.

Grietas en el techo, pisos levantados, maderas carcomidas, sistema de luces averiado, baños y salas clausuradas, muestran un panorama complejo para el lugar. Sin embargo, el ejecutivo anticipó que en quince días la situación será de notable mejoría.

“Hemos sido enviado a este lugar por el señor presidente Danilo Medina para desarrollar una labor, la cual gracias a la colaboración institucional que hemos recibido ha iniciado con buen pie. Lo primero que hemos hecho es ir recuperando las áreas mediante un operativo de limpieza, así como su iluminación. Todo esto de la mano de un dispositivo de seguridad para garantizar la integridad del público durante el día y la noche”, explicó González.

Con el propósito de establecer un vínculo más estrecho con los comunitarios del área próxima al lugar, el funcionario sostuvo un encuentro con los representantes de las juntas de vecinos a los que le comentó los planes que está desarrollando.

Dijo que eliminaron alrededor de trescientos panales de avispas que estaban ubicados en las áreas abiertas y repararon el sistema de iluminación interna. “Tenemos un control de hongos. Cada lunes realizamos fumigación para proteger las piezas y evitar cualquier contaminación de los visitantes”, destacó González.

Requerimientos

Las luces que se proyectaban al exterior y que formaban una gran cruz no sirven. “El Despacho de la Primera Dama, el Ministerio de Turismo y el de Obras Públicas se han comprometido con nosotros para recuperar la parte eléctrica. Vamos a cumplir con el mandato de nuestro presidente, sino tengo el dinero y lo posee un amigo, acudiré a ellos”, indicó.

El sistema de iluminación es obsoleto. “Para encender las luces y que se vea la cruz en el firmamento el costo por hora es de RD$5,600 por hora. Los bombillos tienen una vida útil de entre mil y quinientas horas. Ya todos agotaron su vida útil. Se está haciendo un levantamiento por las instituciones que te indique para cambiarlos por un sistema led”, comentó.

El Faro a Colón pertenece a la Dirección de Museos del Ministerio de Cultura.

No poseen presupuesto para encarar los retos, sin embargo, aspiran a tenerlo. Pero según dijo, esa carencia no trucará su propósito de renovación.

Con una superficie de 218,740 metros en áreas verdes, jardinería y tres niveles de 10,400 metros cuadrados de longitud y 36.5 metros cuadrados de altura, hoy solo cuenta con 62 empleados (con precario salarios) de los 555 que tenía cuando fue formalmente inaugurado.

“Tenemos cubículos cerrados por su deterioro. Pero debo informarle que nos estamos reuniendo con los embajadores acreditados en el país. Se sienten muy agradecidos de la invitación que le hemos hecho para que aporten y nos refieren que es la primera vez que son contactados para esos fines”.

En la agenda de la gobernación, figura la reapertura de salas ubicadas en el segundo nivel en donde operaban una biblioteca, la Liga Naval, OEA, el Museo Subacuático, Museo de las Reinas, Sala Virreinal, Orden de Marta, África, Santo Domingo Histórico, Sala de arte, así como la reapertura de la cafetería que y la tienda de venta de artículos para los turistas. En la actualidad opera en el exterior un comercio informal de algunos artículos.

Aspiran a la designación de nuevo personal, así como a la implementación de un plan de formación y actualización del mismo a fin de poder ofrecer un mejor servicio a nacionales y extranjeros.

El Faro a Colón se inauguró con la presencia del Papa Juan Pablo II cuando visitó el país para la conmemoración del descubrimiento de América. Para su apertura el gobierno de turno realizó un amplio programa de actividades.