Ultimas Noticias

Corte dominicana falla a favor de Ricardo Arjona

Corte dominicana falla a favor de Ricardo Arjona

El fallo responsabiliza a Saymon Díaz como único responsable de un atropello vergonzoso y ordena en plazo de 24 horas para la devolución inmediata de los equipos

La corte de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional dejó sin efecto este miércoles el embargo ilegal interpuesto por el promotor Saymon Díaz y la empresa Marketing Manager E.I.R.L. que mantuvo los equipos del artista guatemalteco Ricardo Arjona por mas de cuatro meses en lo que fue un embargo inventado e ilegal.

Los hechos se remontan al 10 de febrero en el Estadio Quisqueya cuando Saymon Díaz minutos después de finalizado el concierto del artista ingresó con más de 15 personas armadas y secuestró más de 35 mil kilos de equipos.

La jueza Dra. Latife Domínguez acogió así los argumentos presentados por el equipo legal del artista guatemalteco y cuatro meses después resuelve tajante que en 24 horas a Saymon Diaz proceda con la devolución de los equipos que deberían estar en el estadio. No obstante se sabe que los equipos no están en el Estadio Quisqueya porque el empresario los removió ilegalmente y se desconoce su paradero. Así de inmenso fue el atropello que la ley dominicana lo condenó con una sentencia contundente en contra de Saymon Díaz.

El equipo de producción del artista está viajando al país para recibir los equipos en el plazo de 24 horas determinado por la corte dominicana.

Con esta determinación, sin duda, se sienta un precedente enorme en contra de maleantes del espectáculo que incluso violan la ley para actuar a su antojo atropellando de manera impune todos y cada uno de los fundamentos de la ley.

Metamorfosis, la oficina del artista, celebra esta resolución, que entiende que el primera paso de un descomunal atropello que pesa sobe los hombros de Symon Díaz.

Se espera que los 35 mil kilos de equipos secuestrados por el productor, se devuelvan de inmediato y en las condiciones optimas.