Ultimas Noticias

Le sacan los ojos a sargento de la Armada durante asalto en Azua

Haniel de León Castillo 

Un sargento de la Armada de la República Dominicana, asignado a la Junta Central Electoral -JCE-, denunció este miércoles que tres hombres le sacaron los ojos durante un asalto en Villar Pando, en la provincia Azua.

Haniel de León Castillo, de 29 años, explicó que el hecho ocurrió la noche del 3 de marzo cuando se dirigía a su residencia y fue sorprendido por Héctor Joaquín Terrero, Jeison Manuel Guzmán Ramírez y Eudy Ramírez Rosó, quienes dijo primero le dieron un botellazo en la cabeza, que lo hizo caer al suelo. Dijo que tras eso, enfrentó a sus agresores

“Cuando me paré enfrenté a uno de ellos, a quien partí. Cuando sus compañeros vieron que lo partí me fueron arriba y me dieron otra vez, caí y mientras forcejeaba con ellos, uno de ellos me pisó las manos para que no me pudiera mover, primero me sacaron el ojo derecho y el otro me lo dañaron con los golpes”, detalló De León Castillo durante una visita al programa “Enfoque Matinal”, que se transmite por CDN, canal 37.

El joven, que tiene un hijo de nueve años, agregó que los delincuentes lo despojaron de cinco mil pesos y de un revólver.

Se mostró indignado debido a que luego de ser apresado e impuesto medida de coerción, Guzmán Ramírez y Ramírez Rosó fueron favorecidos con libertad condicional con una garantía económica de 20 mil pesos. Mientras que Joaquín Terrero cumple tres meses de prisión en la cárcel 15 de Azua.

Empero, Vianela Castillo, madre de Haniel y su hermana, Confesora Castillo, quienes manifestaron que las mataron en vida, sienten temor de que sea liberado porque de acuerdo a su denuncia, el alcalde de Villar Pando, Junior Ramírez, está realizando trámites para que pueda salir de prisión.




“Temo que suelten a Héctor porque él dice que no mató y asegura en las redes sociales que no durará mucho preso. Temo que este caso quede impune como muchos más que han pasado en este país”, externó la dama.

Llamó a las autoridades a velar para que los responsables paguen por lo que le hicieron a su hermano.