Header Ads

Expertos afirman que los choferes deben ser el centro de la solución del problema del transporte

Expertos afirman que los choferes deben ser el centro de la solución del problema del transporte

SANTO DOMINGO. Los expertos en transporte y movilidad urbana, Luis Alba y Luis Molina, coincidieron en que el Estado y el sector privado tienen una gran oportunidad de mejorar el sistema de transporte con los instrumentos que otorga la ley 63-17 y la disposición del Gobierno si se toma en cuenta a los choferes como los actores principales para la solución del problema.

Alba, técnico en seguridad vial, dijo que hay que darle un voto de confianza al Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT) para que empiece a ejecutar lo que ha anunciado en materia de transporte y tránsito aunque estén los mismos actores sindicales.

“Si el Gobierno les da las conquistas sociales a los conductores, a los choferes que no tienen pensión porque no cotizan, y no tienen sueldos ni prestaciones, y no a los dirigentes, no sería más de lo mismo”.

Manifestó que no es solo mejorar la calidad, la puntualidad y la seguridad del transporte público colectivo, sino que también será un ahorro para las personas de a pie que invertirá menos dinero en transporte y tendrá más seguridad.

“Si el INTRANT se une a lo que ha hecho el Estado en otras ocasiones, definitivamente creo que perdimos la oportunidad de oro de contar con lo que merecemos, eficiente, seguro y puntual y que los conductores sean entes que no trabajen lo comido por lo servido, sino que tengan protección social y un sueldo digno”.

Mejoras que no resuelven

Aseguró que ningún país puede avanzar si no tiene un transporte público eficiente y recordó los esfuerzos que se han hecho para mejorar, pero no para resolver el problema definitivamente.

De su lado, Luis Molina, coordinador de la Alianza Dominicana a Favor de la Seguridad y Movilidad Vial (AVIAL), dijo que quiere pensar que va a haber un cambio, pero que no se puede esperar transformaciones haciendo lo mismo.

Sostuvo que el INTRANT está adoptado los mismos comportamientos que las mismas instituciones antecesoras en las que los empresarios de los transportes son los actores.

“Creemos que ellos deben pasar por un proceso de reeducación en el que ellos no tengan la supremacía ni el control del proceso, es decir, ellos no pueden ser parte del problema y de la solución que incluya la explicación de cómo ellos van a hacer sus negocios”.

Precisó que el Gobierno debe intervenir las rutas para establecer un sistema de funcionamiento y luego ir integrando los transportistas.

“Por ejemplo, tu coges la ruta Los Jardines la Feria, que pasa por toda la Churchill, la intervienes , compra todos los autobuses y empiezas a reeducar a so choferes , que ellos vayan asumiendo la ruta, pero con tutores o profesores que les indiquen como van a trabajar, respetando las paradas mediante rutas escuela”, sostuvo.

Afirmó que uno de las razones de los planes como Renove fue hacer un plan muy amplio, sino hacer las cosas de manera gradual. Tampoco se trata de cambiar solo las unidades, porque se la cambian y a los seis meses las destruyen, sino de aplicar la Ley.

Señaló que al empresario lo que le importa es que le paguen su dinero todos los meses por las unidades que tienen en el sistema, pero que si se educa a los choferes la situación puede cambiar.

Algunos proyectos

Desde los años 70 los distintos gobiernos han planteado solución a los problemas del transporte públicos de pasajero, pero ninguno ha logrado permanecer en el tiempo.

En los años 70 fue adquirida una flotilla de carro Austin y Morris para resolver el problema del déficit de asientos y mejorar la flotilla. De igual modo , y durante el gobierno del fenecido Salvador Jorge Blanco se creó la Oficina Nacional de Transporte Terrestre, el Plan Renove.

También se planteó como un proyecto de mejoría la adquisición de las llamadas “guaguas azules” que adquirió la Federación Nacional de Transponerte La Nueva Opción (Fenatrano). Durante el primer gobierno del ex presidente Leonel Fernández de se creó, la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses(OMSA) y la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET). Otra iniciativa que se creía era la solución al problema fue la creación de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET), que básicamente ha trabajado con el Metro de Santo Domingo.

Más adelante se adquirió la flotilla de los llamados “pollitos” y durante el gobierno de Hipólito Mejía se adquirieron las llamadas “garzas” y posteriormente los taxis amarillo.

Publicar un comentario
Con tecnología de Blogger.