Header Ads

Miles pasan el “Niágara” para obtener un título de propiedad

Miles pasan el “Niágara” para obtener un título de propiedad

Incertidumbre. La falta del documento impide obtener un crédito en la banca formal. Situación. Más de un 50% de los residentes urbanos carecen de derechos.

Con la emisión de la documentación los propietarios se libran de los desalojos que se producen en el país, los cuales han generado hasta muertes. 

SANTO DOMINGO.-“Cruzar el Niágara en bicicleta”  es lo más parecido al proceso para obtener un título de alguna propiedad en el país, lo que mantiene a miles de personas viviendo con la incertidumbre de poseer algún inmueble, pero  a su vez están en un limbo legal.

Por lo regular muchos solicitantes desisten  luego de invertir  tiempo y dinero en legalizar las tierras que han habitado, debido a  la burocracia existente.

El proceso va desde pagos en algunas instituciones del gobierno, realización de las mensuras correspondientes y sometimiento a la Jurisdicción Inmobiliaria del Poder Judicial para que dé el visto bueno y se proceda al  registro del documento.

En este trajín el propietario puede gastar desde  RD$80   hasta los RD$120 mil, dependiendo de la extensión y las características que tenga el inmueble que desea registrar.

Un mal generalizado

La situación no solo afecta a  las tierras agrícolas, ya que se estima que entre un  50 a 75 % de los residentes urbanos carecen de derechos formales sobre  sus inmuebles, según  estudios realizados por organismos internacionales.

Entre  los afectados están los miles de beneficiarios de proyectos habitacionales construidos por el gobierno a lo largo de la historia.

Mirando un  poco atrás

Gran parte de esos terrenos son producto de  ventas hechas por las entidades públicas que heredaron las tierras del Estado que fueron propiedad de Trujillo.

La Reforma Agraria  promulgada entre los años 1962 y 1972 jugó un papel importante en la entrega de tierras sin título  a los campesinos.

Según un estudio  realizado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), solo el Instituto Agrario Dominicano (IAD)  había redistribuido alrededor de  409,000 hectáreas, beneficiando a 75,000 familias al cierre de 1990. Con el paso de los años ese  número se ha incrementado significativamente más aun cuando se suman las tierras vendidas por el Consejo Estatal del Azúcar (CEA).

Parceleros esperan respuesta del Gobierno.   elieser tapia.

Parceleros esperan respuesta del Gobierno. elieser tapia.

Esta última entidad heredó 3.5 millones de tareas de tierra al momento de su creación el siglo pasado.

La   estimación la hizo  Bautista Rojas Gómez, presidente de la comisión designada por el Gobierno para investigar qué porción de terrenos aun le queda al Estado  y las condiciones en que han sido vendidos o cedidos.

Las “permutas”

Otro de los orígenes de la problemática es que grandes porciones de terreno se han cedido como permutas por obras realizadas por el Estado en determinadas provincias.

Quienes poseen esas tierras en el mejor de los casos solo cuentan con títulos  provisionales.

Tal es el caso de los productores del proyecto Daza I en San Cristóbal, quienes tienen más de  dos décadas  sin  contar con sus títulos definitivos.

“Se ha logrado muy poco en todos estos años”, se lamentó Francisco Mejía. El productor  es parte de las decenas de campesinos  que recibieron 30 tareas de tierra como permuta luego de ser desalojados de los terrenos donde se construyó la presa     Jigüey  y Aguacate en   el gobierno de  Joaquín Balaguer.

Los productores dejaron las tierras donde eran dueños legítimos y se fueron a cultivar a esta demarcación de Hato Damas, donde está el proyecto.

“Aquí hemos tenido que pelear hasta con la guardia luego que nos desalojaron”, dijo Manuel Cabral.

Las repercusiones

Para quienes están en esta situación, aunque poseen ciertos derechos sobre la tierra no pueden venderla, ni hipotecarla  en una entidad bancaria formal.

“Tengo una casa y en muchas ocasiones he necesitado un préstamo y he querido ponerla como garantía, pero no me la aceptan”, se lamentó Lourdes García, residente    30 años en Los Tres Brazos, Santo Domingo Este.

La mujer cuenta que desde que ocuparon las tierras, luego del huracán David,  han intentado obtener sus títulos, pero siempre hay  un problema.

El último fue  revelado en  2016, tras el proyecto   de la compañía privada  Titulatec, que compró los terrenos de ese barrio a precios de “vaca muerta” al Estado y pretendía revenderlos hasta  15 veces más caros.

Procedimiento

Algunos pasos    para obtener un título

—1— Medición

Un agrimensor debe hacer el deslinde de la propiedad para obtener la mensura.

—2— Documentación

La información se coteja para presentarla a la institución a la que pertenece el terreno.

—3— Aprobación

Cuando el proceso está aprobado internamente se somete a la Jurisdicción Inmobiliaria.

Comisión levanta 62 mil expedientes   del CEA

Investigación.   El ministro sin cartera  Bautista Rojas Gómez  resaltó que la comisión que preside para investigar el festín de ventas de terrenos en el CEA ha levantado 62 mil expedientes desde que fue creada en septiembre de  2016 por el Ejecutivo.

Los documentos que tratan sobre ventas, arrendamientos y permutas de las tierras que estaban a nombre de esa entidad ahora deberán ser auditados por la Contraloría General.

Explicó que la comisión también se encuentra automatizando esos expedientes para luego ofrecer un informe final.

Publicar un comentario
Con tecnología de Blogger.