Ultimas Noticias

Hace falta un plan para el manejo de los animales muertos en las calles

Hace falta un plan para el manejo de los animales muertos en las calles

Los animales que matan en las calles se convierten en una amenaza para salud

SANTO DOMINGO. Las autoridades nacionales y municipales del Gran Santo Domingo carecen de un plan para retirar, incinerar o enterrar los perros, gatos y otros animales que mueren atropellados por vehículos en calles, avenidas y carreteras.

A diario, los vehículos embisten animales en las vías públicas y la mayoría mueren en el lugar del accidente. Otros quedan gravemente heridos, no son rescatados por ninguna autoridad y mueren lentamente ante la mirada de conductores.

Es común encontrar perros y gatos muertos en las principales calles y avenidas de la ciudad que son atropellados, principalmente en horas de la madrugada.

Los cadáveres permanecen en la vía por semanas hasta descomponerse y otros se hacen añicos con el paso constante de los neumáticos hasta dejar una capa seca.

Las escenas en las vías son desagradables a la vista de todos y el olor nauseabundo, lo que constituye un problema de salud.

Desde los Ministerios de Salud Pública y Medio Ambiente no existe un departamento que se encargue de recoger los animales muertos en las calles y tampoco en los cabildos del Gran Santo Domingo.

El doctor Roberto Peguero, encargado de la Dirección de Salud Ambiental, explica que el tema es de responsabilidad compartida con Medio Ambiente y los ayuntamientos, pero que estos últimos son los que tienen la responsabilidad de retirar los animales muertos.

“Eso viene a convertirse en desechos de tipo orgánico, desechos productos de restos animales entonces eso... el ayuntamiento tiene que disponer de eso para que vayan a un destino que n o afecten la salud de la población”.

Afirmó que es un problema que impacta en el medio ambiente y la salud y cuando los cabildos no hagan su trabajo, entonces hay que intervenir cuando se de una situación que pueda afectar la salud.

Un mal tratamiento

Por lo regular, cuando los animales son atropellados en los barrios y residenciales o mueren por enfermedad, la gente acostumbra echarlos en sacos y fundas y son depositados en los camiones de basura que los llevan hasta el vertedero.

Serían los departamentos de aseo urbano de cada cabildo los que tendrían la responsabilidad primaria de retirar los animales muertos de las calles, pero muy pocos lo hacen e incluso no tienen esa tarea asignada en sus deberes.

En sentido general, no existe un depósito final de los cadáveres de animales ni un lugar de incineración para evitar la propagación de enfermedades. Si existen esos servicios, pero en el sector privado.

“Eso pudiera ser un medio donde podrían tener los depósitos finales para convertirlos en inerte, es decir que no produzcan ningún daños a la salud”, sostuvo.

El cabildo del Distrito Nacional, a través de su departamento de veterinaria que recibe denuncias de la ciudadanía y recoge los animales. Hay encargo en las tres circunscripciones, juntas de vecinos.

Por lo regular los cadáveres son depositados con los desechos sólidos que se recogen en la ciudad en la estación de transferencia de Villas Agrícolas. No existe un plan de incineración