Ultimas Noticias

En San Juan un hombre enveno a toda su familia por un pale de medio millón de pesos que daria el diablo.


Julio Almonte de unos 42 años residente en palo seco de la comunidad los colositos en loma de Yaqué San Juan de la Maguana, reveló haber matado a su familia por petición del diablo ya que este constantemente viajaba Haití.

En busca de mejoría económica a través de la hechicería, pero este afirma que el diablo lo estafo.

Ya que este le dijo envenena a tu familia que te daré ese mismo día con un pale un millón de pesos  y estos van a resucitar al tercer día, y desesperado por dinero y el tormento de su mala situación económica y confiado en que estos iban a resucitar no dudo un instante preparar un locrio de arenque del cual este según dice él comió pero no perdió la vida.

Los demás miembros de la casa murieron como lo fue su esposa, Carmen burguete de 40 años y sus dos hijos.

julio Almonte luego de la muerte de su familia dijo que tardo más de tres días para enterrarlos a pesar que ya se estaban descomponiendo los cadáveres y e incluso en su comunidad donde los enterró duro dos días más los niños abiertos y nada de resucitar sus familiares llevaba desde el mismo día también jugando el supuesto pale  y nada de sacarse.



Más que al tercer día cuando decidió enterrar a sus familiares pese al hedor tan fuerte que estos tenían se sacó unos puntos  con lo que pudo comprar los nichos y enterrar a su familiares pero el pale nunca salió.

Este revelo que nunca conto esto a nadie ya que la versión que este dio en un principio a las autoridades es que su mujer Hera muy celosa y este le decía que la iba a dejar y esta lo amenazaba a constantemente con que un día la iba a encontrar muerta con sus hijos  según las informaciones de las investigaciones de las autoridades de esa localidad.

Y este ya no aguantaba más y quería quitarse la vida en su residencia donde intentaba ahorcarse y vecinos le encontraron y lograron tranquilizarlo y fue cuando decidió decir toda la verdad y entregarse a las autoridades policiales.