Ultimas Noticias

Indotel y Aduanas adoptan disposición para regular importación de celulares

SANTO DOMINGO.- El Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones y la Dirección General de Aduanas decidieron regular la importación de celulares, al solicitar como requisito la emisión de una “carta de no objeción” para retirar de las aduanas los equipos importados, de manera que los mismos se encuentren en el registro de equipos homologados por la institución.

La medida, anunciada hoy por Indotel, es el resultado de la preocupación del órgano regulador de las telecomunicaciones para evitar la comercialización ilícita o contrabando de estos dispositivos, y de ese modo desalentar la importación de equipos móviles extraviados o robados fuera del territorio nacional.


Por otro lado, esta decisión procura asegurar el cumplimiento de la ley 153-98, la cual indica en su artículo 61 que todo equipo que para operar utilice frecuencias del espectro radioeléctrico debe contar con su correspondiente certificado de homologación.

Asimismo, la medida responde a una necesidad del Estado dominicano de conocer los orígenes de las importaciones, los intermediarios o actores de la comercialización por razones de seguridad, por lo que conocer la identidad o “IMEI” de cada dispositivo importado al país, permite a las agencias nacionales conocer el destino final de los equipos comercializados.

Otros países de la región, tales como Colombia, Paraguay, Chile y Ecuador han adoptado medidas similares para regular los procesos de importación de terminales móviles o celulares.

Esta disposición, que solo aplica a las importaciones con fines comerciales de estos dispositivos, no incluye los equipos de uso individual o personal traídos al país o adquiridos mediante compras en línea, o por Internet.

Indotel considera que esta medida contribuye notablemente a dotar de transparencia y de los debidos controles la comercialización de equipos móviles o celulares en la República Dominicana, en cumplimiento con las disposiciones establecidas en la ley, en aras de garantizar la debida protección a los usuarios dominicanos.