Header Ads

Grupo denuncia la fusión isla y el reconocimiento 1.5 MM haitianos

El Movimiento Tricolor por la Soberanía Nacional denunció que se pretende resolver la crisis de Haití fusionando ambas naciones; y obligando al país a nacionalizar a los 1.5 millones de haitianos que viven en el lado dominicano.En el marco del lanzamiento oficial de dicho movimiento, sus organizadores denunciaron las alegadas pretensiones de revocar la Sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional, sobre los alcances de los principios de la nacionalidad dominicana.

Dicha entidad, conformada por varias organizaciones políticas, profesionales y sindicales; entre las que están el PRSC, PQDC, FNP, PDI, Pronación, Guardianes de la Patria, Federación de la Construcción, la Coordinadora Juvenil Duarte Vive, entre otros; dijo que se pretende crear entidades haitianas que reclamen territorio en RD e inyectarle divisas a ese proyecto.

Informaron a través de un manifiesto, que su principal objetivo era unificar a todos los dominicanos preocupados por la “peligrosa crisis de Haití y su impacto en el país”; a fin de defender el derecho común de todos.

Pelegrín Castillo, de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), integrante de dicha coalición reclamó, al leer parte de dicho manifiesto, el respeto a la regla del Código de Trabajo que establece que no se puede contratar más de un 20 por ciento de mano de obra extranjera; tras revelar que en la Agricultura y la Construcción, esta alcanza el 80 por ciento de inmigrantes haitianos.

De su lado, Federico Antún Batlle (Quique), presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), denunció que el país ha sido sometido a un alegado “proceso de ablandamiento de voluntades para la fusión”, por la captura de los poderes públicos entre las redes de corrupción e impunidad, la desmovilización de la clase trabajadora criolla, la presión de la comunidad internacional a través de los organismos multilaterales, entre otros factores.
En tanto que Elías Wessin Chávez, del Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), denunció que donde más ha afectado al país la masiva inmigración haitiana ha sido en el campo laboral, donde pese a que ocupan los empleos menos renumerados, los empresarios se benefician de esa mano de obra barata, sin tomar en cuenta el perjuicio que esto provoca a nivel colectivo en la clase trabajadora criolla.

Denunció asimismo, que contrario a los dominicanos, los haitianos no pagan impuestos, pero se benefician de los servicios de salud, educación y Seguridad Social, invaden las calles como venduteros, depredan los campos e invaden el medio ambiente, viviendo en guettos.

También Ismael Reyes del Partido Demócrata Institucional (PDI), afirmó que pese a la intervención internacional Haití sigue siendo un “Estado Fallido”, sin instituciones; y que esto se pretende solucionar con la “fusión de la isla”; lo que dijo se impulsa por varias vías, como aupar grupos a lo interno que propugnen por esa solución, difundiendo internacionalmente el supuesto antihaitianismo criollo, manteniendo abierta la frontera, entre otras acciones.

Soberanía, identidad e integridad territorial.

“Los dominicanos no queremos, ni necesitamos fusionarnos con ningún país, ni queremos interferir en los asuntos internos de Haití. Sin soberanía el Estado pierde su capacidad de gobernar institucionalmente. Hoy, las autoridades dominicanas gobiernan a medias, pues están sometidas a los designios de los poderosos locales e internacionales para cubrir el deficitario Presupuesto Nacional, a fin de sostener un Estado caro y gigante” indicaron.
Publicar un comentario
Con tecnología de Blogger.