Header Ads

Más de 400 muertos y 6,700 heridos tras un fuerte terremoto de 7.3 en Irán, en una zona fronteriza con Irak

Los habitantes de Ghasr Shirin salieron a la calle ante el temor de que se derrumben los edificios y al lugar se han desplazado numerosas ambulancias. De acuerdo con las autoridades, hasta ahora es difícil cuantificar los daños en las poblaciones afectadas debido a los cortes en las comunicaciones.

Más de 300 muertos tras el fuerte terremoto de 7.3 en Irán, en una zona fronteriza con Irak 

Más de 400 personas murieron y unas de 6,700 resultaron heridas en Irán en un violento terremoto de 7.3 registrado este domingo en la provincia de Kermanshah, en la frontera con Irak, donde al menos murieron otras siete personas informaron fuentes oficiales.

El director de los Servicios de Emergencia iraní, Pir Hosein Kolivand, explicó a varios medios oficiales que las tareas de rescate se están viendo obstaculizadas por el corte de algunas carreteras rurales. Las poblaciones más afectadas fueron Ghasr Shirin, Sarpul y Azgale.

La sacudida alcanzó a todas las provincias de Irak, mientras que en la capital, Bagdad, pudo sentirse durante unos 20 segundos.

En Irak, el sismo causó al menos siete fallecidos y 535 heridos, todos en la región semiautónoma kurda, en el norte del país, según el Ministerio del Interior de Bagdad.

De acuerdo con las autoridades, hasta ahora es difícil cuantificar los daños en las poblaciones de Kermanshah afectadas debido a que tanto las comunicaciones telefónicas como el sistema eléctrico han sufrido cortes, según los responsables iraníes.

Los habitantes de Ghasr Shirin salieron a la calle ante el temor de que se derrumbaran los edificios, al lugar se desplazaron ambulancias y equipos de rescate.

El Centro Sismológico de Irán, dependiente de la Universidad de Teherán, informó de un terremoto de 7.3 grados en la escala de Richter y a 11 kilómetros (6.8 millas) de profundidad en la localidad de Azgale, también en Kermanshah y próxima a Ghasr Shirin, una zona montañosa fronteriza entre Irán e Irak.

En plena entrevista, un programa de televisión kurdo capturó el terremoto de Irán


Numerosas réplicas, algunas de hasta 4.5 grados, se sintieron en varias provincias iraníes, incluida la capital Teherán.

La organización de gestión de crisis del Ayuntamiento de Teherán pidió a la población tranquilidad y aseguró que los órganos de seguridad y los servicios sanitarios están en alerta.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que inicialmente situó el epicentro cerca de la ciudad iraquí de Halabya, próxima a Irán, señaló este lunes que se produjo en territorio iraní, unas 31 millas al norte de Sar-e Pol-e Zaham, la ciudad más afectada.

La televisión estatal mostró imágenes grabadas durante la noche en Sar-e Pol-e Zahab que muestran edificios de cinco o seis pisos sin fachadas pero cuyas estructuras y pisos resistieron al temblor, reporta AFP.

El líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, ordenó al gobiernos y a las fuerzas de seguridad movilizar "todos su medios" para ayudar a la población.

En Irak, el primer ministro, Haider al-Abadi, emitió una directiva para que los equipos defensa civil e "instituciones relacionadas" respondan al desastre natural, informó The Associated Press.

La ciudad iraquí de Halabja, la más próxima al epicentro, es conocida por un ataque químico en 1988 con el que el régimen de Saddam Hussein mató a unas 5,000 personas empleando gas mostaza, el ataque con armas químicas más letal de la historia contra civiles.

La sacudida también se sintió en el sureste turco, fronterizo con Irán e Irak y, en la ciudad de Diyarbakir, los habitantes salieron de sus casas durante el temblor, aunque volvieron a ellas poco después.

Irán tiene una gran actividad sísmica. El terremoto más grave hasta la fecha se produjo en junio de 1990, cuando perdieron la vida 37,000 personas en varios pueblos del norte del país.

Otro seísmo registrado en diciembre de 2003 en la provincia meridional de Kerman se saldó con 31,000 fallecidos.

En Fotos: Un potente terremoto causa más de 300 muertos y mies de heridos en la frontera entre Irán e Irak

La sacudida alcanzó a todas las provincias de Irak, mientras que en la capital, Bagdad, pudo sentirse durante unos 20 segundos. En la fotografía, un edificio derrumbado en Darbandikhan. 


Una víctima recibe tratamiento en un hospital de Sarpol-e Zahab, muy cerca de la frontera con Irak. 


Una treintena de equipos de rescatistas de la Media Luna Roja se estaban trasladando hacia las zonas afectadas, según la agencia de prensa oficial Irna. 



"Desgraciadamente hay 207 muertos y unos 1,700 heridos", dijo este lunes a la televisión estatal Behnam Saidi, jefe adjunto de la célula de crisis instalada por el ministerio iraní del Interior. El balance anterior era de 164 muertos. 

El Centro Sismológico de Irán, dependiente de la Universidad de Teherán, informó de un terremoto de 7.3 grados en la escala de Richter y a 6.8 millas de profundidad en la localidad de Azgale, también en Kermanshah y próxima a Ghasr Shirin. 
Los habitantes de Ghasr Shirin salieron a la calle ante el temor a que se derrumbaran los edificios, como muestran las primeras imágenes con luz diurna. 

De acuerdo con las autoridades, hasta ahora es difícil cuantificar los daños en las poblaciones de Kermanshah afectadas debido a que tanto las comunicaciones telefónicas como el sistema eléctrico han sufrido cortes, según los responsables iraníes. 

Numerosas réplicas, algunas de hasta 4.5 grados, se sintieron en varias provincias iraníes, incluida la capital Teherán.

La sacudida también se sintió en el sureste turco, fronterizo con Irán e Irak y, en la ciudad de Diyarbakir, los habitantes salieron de sus casas durante el temblor, aunque volvieron a ellas poco después. 

El director de los Servicios de Emergencia iraní, Pir Hosein Kolivand, explicó a varios medios oficiales que las tareas de rescate se están viendo obstaculizadas por el corte de algunas carreteras rurales. Las poblaciones más afectadas fueron Ghasr Shirin, Sarpul y Azgale. 

La sacudida alcanzó a todas las provincias de Irak, mientras que en la capital, Bagdad, pudo sentirse durante unos 20 segundos. 


En el lado iraquí varios heridos fueron atendidos en el Hospital Sulaimaniyah, en la provincia iraquí del mismo nombre, que también se vio afectada por la sacudida del terremoto.

En la provincia de Suleimaniya, situada en la región del Kurdistán iraquí, murieron al menos seis personas, según indicaron fuentes oficiales. Cuatro de ellas murieron en la localidad de Darbandajan, unas 37 millas al sur de la ciudad de Suleimaniya, donde hubo una cincuentena de heridos, indicó a la AFP su alcalde, Naseh Mula Hasan. 

El vicepresidente de la Organización de Gestión de Crisis de Irán, Behnam Saidi, no descartó que la cifra de víctimas pueda aumentar debido a que continúan las labores de rescate y de retirada de escombros.


A lo largo de la noche del domingo y la madrugada del lunes hubo una treintena réplicas a ambos lados de la frontera, la más fuerte de ellas, de 5,3 grados, según datos del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

Irán tiene una gran actividad sísmica. El terremoto más grave hasta la fecha se produjo en junio de 1990, con un balance de 37,000 personas en varios pueblos del norte del país.

Un edificio derribado en Darbandikhan, al noreste de Irak, muy cerca de la frontera con Irán. 

Trabajadores de rescate buscan sobrevivientes entre los escombros de un edificio colapsado en Kermanshah. Numerosas réplicas, algunas de hasta 4.5 grados, se sintieron en varias provincias iraníes, incluida la capital Teherán.


De acuerdo con las autoridades, hasta ahora es difícil cuantificar los daños en las poblaciones afectadas debido a los cortes en las comunicaciones. En la fotografía, una mujer frente a su casa destruida en Darbandikhan. 

Los residentes de Sarpol-e Zahab caminan por las calles llenas de escombros . 
0
Un edificio colapsado en Darbandikhan. En Irak, el sismo causó al menos siete fallecidos y 535 heridos, todos en la región semiautónoma kurda, en el norte del país, según el Ministerio del Interior de Bagdad. 

La sacudida alcanzó a todas las provincias de Irak, mientras que en la capital, Bagdad, pudo sentirse durante unos 20 segundos. En la fotografía, un edificio derrumbado en Darbandikhan. 

Una víctima recibe tratamiento en un hospital de Sarpol-e Zahab, muy cerca de la frontera con Irak. 

Una treintena de equipos de rescatistas de la Media Luna Roja se estaban trasladando hacia las zonas afectadas, según la agencia de prensa oficial Irna. 


"Desgraciadamente hay 207 muertos y unos 1,700 heridos", dijo este lunes a la televisión estatal Behnam Saidi, jefe adjunto de la célula de crisis instalada por el ministerio iraní del Interior. El balance anterior era de 164 muertos. 
Publicar un comentario
Con tecnología de Blogger.