Header Ads

Intrant revisará vehículos desde los puertos

Personal del Intrant viajó a Costa Rica para conocer el sistema de inspección vehicular de ese país.

“La última desgracia que tuvimos fue justo por una mala intervención de un vehículo y por ser desconocedores de cómo tienen que estar los catalizadores y los sellos que debe tener el vehículo debajo, para que estos gases no entren dentro del vehículo”.A esta conclusión llegó Claudia Franchesca de Los Santos, directora del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant) al referirse a la trágica muerte de tres personas que fallecieron recientemente al inhalar monóxido de carbono dentro de un vehículo en marcha.

Aunque desde hace años los propietarios de vehículos están obligados a pagar por una revisión técnica, conocida como revista en el país, de Los Santos reconoce que este chequeo no contaba con los estándares necesarios.

En ese sentido, destacó que la inspección técnica vehicular es uno de los puntos más importantes que trae la Ley 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial de la República Dominicana. En la actualidad, el Intrant trabaja en la vista pública del reglamento de Inspección Técnica Vehicular, en la identificación de las provincias donde estarán los centros de revisión de vehículos y en el registro de talleres a nivel nacional.“A partir del segundo semestre del 2018 es que entendemos que pudiéramos tener ya los primeros centros de inspección”, dijo. La funcionaria informó que para tener un mayor control y reducir los accidentes de tránsito originados por el mal estado de los vehículos, el Intrant trabaja para establecer centros de inspección en los tres puertos del país donde entran vehículos usados, labor que se realizará en coordinación con la Dirección General de Aduanas (DGA).

“Tenemos una situación de vehículos usados que entran al país que han sido desechados en otros países y como la República Dominicana no los inspecciona, pues se les está permitiendo entrar”, sostuvo.

La ingeniera precisó que aunque el vehículo cumpla con el año de fabricación establecido por ley para su importación, hay muchos que no están en condiciones para circular. Deploró la práctica de importar vehículos a los que solo le falta un año para vencer su tiempo de circulación, como sucede con los taxis. “Nosotros los tenemos aquí como si fueran vehículos casi nuevos, cuando no es la realidad”, criticó.

La titular del Intrant aseguró que en la inspección se aplicará tecnología de punta, donde a diferencia del pasado sistema, no será necesario el chequeo manual. Al igual que la licencia de conducir, estos centros se otorgarán mediante concesión. La empresa seleccionada deberá contar con la supervisión del Intrant.

“Lo que buscamos es dar la posibilidad a más dominicanos de participar en todo esto”, enfatizó la funcionaria.

Recientemente, un equipo del Intrant viajó a Costa Rica para conocer el sistema de inspección técnica vehicular de ese país, considerado como uno de los más eficientes de Latinoamérica.

Para hacer las reparaciones de lugar, el usuario contará con una lista de talleres privados autorizados por el Intrant. Sobre el particular, de Los Santos aclara que el “taller lo escogerá el ciudadano. El Estado nunca impondrá a ningún ciudadano cuál es el taller que va a utilizar. No tienen que ser grandes o sofisticados, pero sí que los equipos y las condiciones estén aptos para dar soluciones”, agregó. Si el estado de las luces, neumáticos y emisión de gases de un vehículo no cumplen con las condiciones requeridas, el conductor contará con 30 días para hacer las adecuaciones correspondientes”.

Se podrá “sacar revista” durante todo el año

De cumplirse al pie de la letra el nuevo sistema de inspección vehicular, las largas filas de vehículos que se formaban en el parqueo del estadio Quisqueya para “sacar la revista” quedarán en el pasado. Ya que la revisión vehicular se hará durante todo el año, evitando así los tumultos de personas que buscaban su revisión en un plazo de un mes y medio. Los conductores serán notificados del día y la hora en que le corresponde el chequeo.

“Será una inspección real, seremos muy exigentes, porque buscamos salvar vidas” dijo de Los Santos.

La no revisión implica multa de 1 salario mínimo

La Ley 63-17 establece en su artículo 291, que los conductores podrán ser llevados inmediatamente por el agente de la Digesett actuante hacia el tribunal competente, cuando conduzcan un vehículo de motor sin portar un seguro o la inspección técnica vigente. Además destaca que todo conductor que maneje un vehículo sin portar en el cristal delantero la certificación denominada “Marbete de Inspección Técnica Vehicular” será sancionado con una multa de un salario mínimo del sector público centralizado.
Publicar un comentario
Con tecnología de Blogger.