Header Ads

Farmacias improvisadas se expanden en Moca

Moca.-La instalación de espacios para la venta de medicamentos prolifera sin control y se expanden por todo el municipio a la vista y prácticamente complicidad de las autoridades locales.

Lo puestos de ventas que comenzaron en el caso urbano, ahora son visibles en calles y avenidas principales, en tanto que la demanda de los productores crece ante las dificultades para adquirirlas en las farmacias regularizadas, debido a los altos precios.

Desde galerías de viviendas hasta espacios en tiendas de repuestos operan como negocio dedicado a la venta de medicamentos en vías como la avenida Sosa.

A diario acuden clientes desde comunidades como Tamboril, Licey al Medio, La Vega, Santiago, Salcedo, pues los precios son asequibles para este segmento de la población. Desde leche en polvo para niños, jarabe o pastillas de todo tipo son ofertados en los establecimientos que operan como farmacia.

En algunos espacios expenden muestras médicas como si se tratara de medicamentos de las grandes farmacéuticas.

A pesar de que se han realizado operativos, esto no ha impedido su expansión en todo el casco urbano de Moca, municipio perteneciente a la provincia Espaillat.

Una gran parte de los mocanos respalda la proliferación de los establecimientos a pesar de su irregularidad y de falta de controles en los productos que comercializan.

“Lo que pasa es que las farmacias normales venden muy caro y no podemos costearlo. Aquí encontramos los mismo medicamentos a precio muy reducido”, expresa Miguelina Terreno Espaillat.

En diciembre del 2014, un tribunal impuso medidas de coerción contra dos hermanos arrestados en el municipio de Moca, luego que les fueran confiscados en establecimientos de su propiedad, medicamentos ilícitos por un monto estimado en 5 millones de pesos.

En esa ocasiones fueron arrestados los hermanos Juan Manuel y José Miguel Polanco, propietarios de los Almacenes Polanco I y Polanco II, y le impusieron como medidas cautelares una garantía económica de tres millones de pesos al primero, y al segundo un millón. Además a ambos les fueron impuestas presentación periódica cada mes ante la Procuraduría Fiscal de Espaillat e impedimento de salida del país, tras decomisar medicamentos en un operativo en el que participaron miembros del Departamento de Falsificaciones de la Policía Nacional e inspectores de la Dirección de Drogas y Farmacias del Ministerio de Salud Pública.

Publicar un comentario
Con tecnología de Blogger.