Header Ads

CHÓFERES SIGUEN VIOLANDO LA NUEVA LEY DE TRÁNSITO

Desde que se masificó el transporte público de pasajeros en el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, debido a las grandes cantidades de personas que diariamente deben moverse a realizar sus actividades, los sindicatos que operan estas rutas han ocupado las principales esquinas y áreas verdes en toda la ciudad, creando un malestar en todo su entorno.

Cientos de destartalados carros y guaguas con igual número de choferes, desde tempranas horas de la mañana empiezan a reunirse en los lugares que ellos han escogido como control para salir a recorrer la ruta determinada. En su trayecto montarán y dejarán a las personas en cualquier lugar donde se pida parada, sin tener en cuenta ningún reglamento.

Llegarán a su destino, que de seguro será una esquina o área verde, que fue tomada sin ningún permiso de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET) o los ayuntamientos. Hay que señalar que donde quiera que opera un control de guaguas o carros se arrabaliza todo su alrededor.

Y esto tiene una explicación, ya que todos los vehículos hasta que llegue su hora de salida son parqueados en cualquier lugar ya sea en plena vía o encima de las aceras, o en la grama del área verde. Y de inmediato todo el lugar de la parada se ve matizado por el ruido y el desorden de los choferes que muchas veces discuten por cualquier motivo.

Estos lugares de partida o llegada de vehículos para hacer turnos no cuentan con ningún tipo de comodidades para los choferes, ni espacios para el parqueo de los carros o guaguas que muchas veces necesitan de un chequeo o cambio de neumáticos. No hay agua, ni electricidad ni baños para hacer sus necesidades por lo cual orinaran en cualquier árbol o pared.

“Los choferes más que nadie queremos que esto se resuelva. Yo debo pagar para estar en una ruta, y debo pagar 200 diarios, cada vez que concho. Ahora pregúnteme qué me da el sindicato a mí. Nada, ni una aspirina”, expreso de manera enfática y malhumorada un chofer de la ruta Villa Faro-Los Mina, que pidió reserva de su nombre “para que no me maten”.
Lo que dice la Ley 
En cuanto al transporte de pasajeros, el Artículo 30 de la Ley no 63-17 explica: “El transporte público terrestre de pasajeros será considerado un servicio público y de interés público, regulado y gestionado por el Estado a través del INTRANT y los ayuntamientos”.

Además dice la misma disposición que todos los vehículos que se usaren en el transporte público de pasajeros, y en la prestación del servicio público de transporte terrestre de pasajeros se hará en aparatos que garanticen la seguridad de los usuarios y de los terceros. Esto nunca se ha cumplido y de seguro por ahora, tampoco se hará.
En pocas palabras todo carro, minibús, autobús o microbús o cualquier otro vehículo destinado al transporte de pasajeros deberá estar en perfectas condiciones. Lo extraño del caso es que según la misma ley las autoridades tendrán 10 años para sustituir el parque vehicular de la República Dominicana. ¿Pero cuántas cosas pasarán en esos diez años?
Terminales pasajeros
Hasta ahora solo el transporte interurbano cumple con las especificaciones sobre terminales de pasajeros, en algunos casos. Los Artículos 58 y 59 de la referida ley explican que los operadores de servicios de transporte público o privado urbano o interurbano de pasajeros deberán tener terminales de origen y destino.
Estas terminales serán aprobadas, reguladas y supervisadas por el INTRANT y los ayuntamientos, que autorizarán y certificarán su funcionamiento mediante licencias de operación, en coordinación con las alcaldías. Las terminales se podrán construir, administrar, operar, mantener y explotar mediante administración directa o bajo el régimen de concesión por el INTRANT o por los ayuntamientos.
Publicar un comentario
Con tecnología de Blogger.