Ultimas Noticias

Quevedo fue trasladado para chequeo médico

El recluso Arsenio Quevedo fue traslado ayer al Centro Médico Real, donde fue consultado por dolencias asociadas a la columna vertebral que habrían agravado con una caída que sufrió el pasado domingo en la cárcel de Najayo-Hombres, donde guarda prisión por su supuesta vinculación a casos de sicariato. Tras el chequeo fue regresado a Najayo.

De acuerdo con su esposa Tania Taveras, Quevedo padece de presión arterial alta y en ocasiones baja, que le han provocado mareos; tiene una afección en la columna vertebral y el mareo más reciente que le hizo caer por unas escaleras se debió a niveles anormales de glicemia.

Taveras dijo que por el tema de la columna le indicaron terapias y un seguimiento médico que no ha podido llevar debido a que los problemas con los traslados son frecuentes.

“Le dan el permiso, pero a la hora de realizar los traslados se suelen presentar inconvenientes. Por ejemplo la cita de hoy (ayer) se supone que era la semana pasada y no lo trasladaron. Ese mismo problema los tenemos con el cardiólogo para la presión”, explicó.

Taveras dijo que, aunque desconoce si se han dado los pasos, lo ideal sería que Quevedo tenga una variación de la prisión para que pueda ser atendido como su situación de salud lo amerita y se le pueda dar el seguimiento de terapias que requiere para evitar una cirugía de los discos de la columna vertebral.

Según una nota de prensa sobre su estado de salud, Quevedo es atendido por el doctor Juan Carlos Carrasco Natalí, ortopeda-traumatólogo.

Quevedo, presidente de Unatrafin, fue enviado a juicio de fondo junto al exregidor de Pedro Brand, Erickson de los Santos Solís, acusados de sicariato y asociación de malhechores.

Está acusado de formar parte de una red de sicariato, también es imputado de lavado de activos proveniente de la “mafia de los combustibles, de ser el cabecilla de un grupo que ha hecho de práctica criminal en todo el territorio nacional”, desde finales de 2008.

Además se le señala por supuestamente ejecutar transportistas por conflictos en las distintas rutas.