Header Ads

Paradas improvisadas son obstáculos para el tráfico en las vías de la ciudad

El INTRANT debe regular estas paradas según ley 63-17, artículo 57

SANTO DOMINGO. En una ciudad con sus vías cada vez más congestionadas de vehículos, las paradas improvisadas del transporte público representan un obstáculo para el buen flujo del tráfico y la circulación peatonal.

En la avenida Lope de Vega, casi esquina José Amado Soler, queda evidenciada la imprudencia de decenas de chóferes de carros públicos de la ruta del mismo nombre, que suelen estacionarse encima del paso peatonal a esperar pasajeros, provocando frecuentemente un estancamiento en la zona.

Lo mismo ocurre en la avenida Simón Bolívar con Máximo Gómez. Por años las rutas de San Cristóbal y los carros públicos han hecho del lugar una parada que ocupa buena parte de ese perímetro, ante los esfuerzos sin éxito de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT).

Otros puntos similares fueron identificados en el kilómetro 9 de la autopista Duarte, así como los decenas de zonas ocupadas por taxistas.

El vocero de la DIGESETT, Rafael Tejada, consideró que el problema no es nuevo.
Publicar un comentario
Con tecnología de Blogger.