Ultimas Noticias

¿El ASDE le ha quedado grande al Cañero?

Por: Rigoberto Bello.

A raíz de los múltiples problemas que afectan a los principales sectores del municipio Santo Domingo Este, muchas personas se preguntan, si el Ayuntamiento le que quedado grande al alcalde Alfredo Martínez (El Cañero).

Entre los habitantes del municipio, se ha generado la idea de que no hay una autoridad donde acudir, simple y sencillamente porque los funcionarios del Ayuntamiento de Santo Domingo Este (ASDE), no tienen respuestas ante el cumulo de males que afecta a esta laboriosa comunidad.

Muchos se preguntan, si es tan difícil salir a los barrios y contactar, cual es la situación de las calles de algunos lugres como el ensanche Isabelita, Los Coquitos, Los Mameyes, Villa Duarte, y ni siquiera mencionar la deprimente situación que viven los moradores de Brizas del Este, donde sus vías de acceso son un verdadero pan-demonium, al igual que todos los servicios municipales en este sector están colapsados.

Lugares emblemáticos como el Faro a Colon, el litoral de la avenida España, las inmediaciones de Los Tres Ojos, se encuentran descuidados, mas sin embrago la cosa no termina allí y la verdadera calamidad se vive cuando se entra a los barrios; allí es que la pintura es dura, al ver calle rotas, contenes en mal estado, aguas estacadas, filtrantes llenos de escombros entre otros males.

Muchos dirigentes políticos y sociales de diferentes sectores del municipio, consideran que El Cañero no escucha a nadie, no se deja asesorar, y siempre termina haciéndose lo que el ordena, aunque se gasten recursos económicos que bien pueden ser invertidos en el arreglo de calles y otras necesidades.

Llora ante la presencia de Dios que hace algunos días el ASDE gastó una gran cantidad de recursos en contratar artistas y montar tarimas en organizar un acto para reverenciar la figura del músico Jhonny Pacheco, quien merece eso y más, pero lo que no es justo ver como las maquinas del gimnasio libre de la avenida España, se caen a pedazos por la falta de atención municipal.

La queja es cada vez mayor entre personas que usan la importante vía para ejercitarse, los cuales consideran que da pena y vergüenza que el alcalde Alfredo Martínez, teniendo conocimiento de la situación no haga nada y deje que el oxido y salitre se coman las maquinas.

En los últimos días también se han observado a los choferes del transporte público tener que hacer colectas para comprar cemento y arena, y así tapar los hoyos en la calle 4ta, calle Doce, entre otras importantes vías, y eso no debe ser, ya que para eso está el ASDE.  

A principio de gestión caló muy bien entre los moradores, ver a un alcalde cercano a la gente, pero con el paso de los meses las cosas han ido cambiando y al Cañero no se le ve ni por los centros espiritistas, refugiándose solo en su despacho, al cual ha convertido en un  bunker a decir por la cantidad excesiva de las medias de seguridad.  

La gente quiere funcionarios cercanos, no a un hombre que ande repleto de seguridad como si estuviéramos viviendo en países tan peligros para los alcaldes, como México.

La falta de gerencia, la improvisación, el gasto en cosas no prioritarias y la influencia que ejercen una serie de alabarderos, al parecer es lo que tiene al ayuntamiento más grande del país en una situación engorrosa, y por ello muchos consideran que el ASDE le ha quedado grande al Cañero.