Ultimas Noticias

Cómo los contenedores de transporte se están convirtiendo en viviendas para personas sin hogar

En el Condado de Los Ángeles, casi 60.000 personas pasan al menos una noche en la calle, un 23% más respecto al año pasado.

Por eso, empresas desarrolladoras como Aedis Real Estate Group están diseñando soluciones innovadoras para acoger a las personas sin hogar. Aedis se ha asociado con el Departamento de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles para crear Hope en Alvarado, en el distrito de Westlake.

Hope en Alvarado será un complejo de apartamentos de cuatro pisos con 84 estudios de una habitación. Se trata del primer edificio de una serie de proyectos Hope que utilizan los contenedores como el principal material de construcción.

Un contenedor con techo corrugado, en la urbanización Hope en Alvarado (Representación de KTGY Architecture + Planning)Más

Los Ángeles ha gastado demasiado dinero en ambulancias, atención médica de urgencia y viviendas temporales, reveló el presidente de Aedis, Scott Baldridge. “Sin embargo, esas no son soluciones eficaces para resolver el problema”.

Aedis y varios patrocinadores están trabajando junto a la Fundación para Viviendas Asequibles con el objetivo de ofrecerles una casa a las personas sin hogar que más lo necesitan, sobre todo aquellas que no han tenido una vivienda durante al menos un año.

“Vivir durante tanto tiempo sin hogar puede provocar muchos problemas de salud mental y conducir a la adicción. A todos les beneficia que se brinde una solución permanente que garantice un mayor apoyo”, dijo Baldridge.

Aedis empezará a construir el Hope en Alvarado a inicios de 2018, y se espera que tarde unos seis meses. Si bien esta estética industrial está de moda, la reutilización de contenedores de origen local también es una opción económicamente inteligente.
Hope en Alvarado (Representación de KTGY Architecture + Planning).Más

¿Por qué utilizar contenedores de transporte?

En cada uno de los apartamentos residenciales de Hope en Alvarado se utilizarán entre dos y tres contenedores de transporte. El proceso de remodelación implica eliminar las puertas y las partes de metal exterior, así como añadir amplios ventanales y otros accesorios. Los camiones transportan los contenedores hasta el sitio, mientras que las grúas los apilan y acomodan en un solo edificio.

“Una gran ventaja de usar contenedores de transporte radica en la reducción significativa del tiempo de construcción”, reveló Mark Oberholzer, director asociado de KTGY Architecture, la empresa encargada de ejecutar el proyecto.

“Podemos ir trabajando en las unidades mientras obtenemos todos los permisos y derechos necesarios, y planificamos lo que tenemos que hacer”, agregó Baldridge.

Los principales factores que aumentan el costo de una construcción son el suelo, la mano de obra y los materiales, por lo que este proyecto tiene más restricciones que un proyecto residencial promedio. No existe mucha flexibilidad en lo que respecta a la tierra ya que el condado ha pedido que el edificio se construya a unos 800 metros del transporte público.

“En este tipo de proyectos el margen de error es más pequeño debido a que contamos con recursos limitados. Después de estudiar algunas opciones prefabricadas, decidimos que los contenedores funcionarían”, dijo.

El cambio a los materiales prefabricados

Todd Tomalak, vicepresidente de John Burns Real Estate Consulting, le reveló a Yahoo Finanzas que está siendo testigo de cómo la industria está apostando por los materiales “manufacturados” o “prefabricados”.

“Los contenedores de transporte no habían sido una opción muy popular hasta ahora, pero desde el punto de vista económico tiene sentido que los procesos de fabricación estándar sean un factor clave para reducir los costos de la vivienda en general”, dijo.



Tomalak se refirió a algunos ejemplos históricos que demuestran cómo los componentes manufacturados han acelerado el proceso de construcción. Las puertas y ventanas no solían ser preinstaladas, pero ahora la mayoría vienen así porque ahorra costos de mano de obra en el lugar. Los paneles de yeso no se volvieron populares hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los costos de la mano de obra se encarecieron para trabajar este material.

“Si asumimos que el tiempo es dinero, todo cobra sentido. En muchas ciudades el tiempo para entregar un nuevo apartamento multifamiliar se ha alargado considerablemente”, comentó Stockton Williams, vicepresidente ejecutivo en Urban Land Institute.

Las construcciones que una vez tardaban entre seis y nueve meses ahora pueden tardar hasta tres años, o incluso más. “Esto supone un aumento de los costos para el desarrollador, quien luego se los carga al inquilino. Reducir el tiempo en el mercado hasta en un 50% puede disminuir significativamente los costos”, afirmó Williams.

Aplicar las tendencias de lujo a viviendas asequibles

Según Tomala, las tendencias surgen en los hogares de altos ingresos y luego se extienden al resto de Estados Unidos.

En los últimos cuatro años ha aumentado considerablemente el interés por las “casas contenedores”, aunque recientemente se ha estabilizado, según indican las búsquedas de Google.
Ver fotos

El gráfico muestra la evolución del interés por las casas contenedores según las búsqueda de Google.Más

En otras palabras: las tendencias como la de los contenedores de transporte primero se consolidan entre las personas de altos ingresos y luego pasan al mercado masivo. Aedis está introduciendo en Hope en Alvarado algunas tendencias que han surgido en el mercado de alta gama , como los espacios abiertos, los jardines al aire libre y las salas de yoga.

“Los apartamentos de clase A ponen énfasis en los espacios comunes. Considero que esto seguirá siendo una tendencia importante. Cualquier detalle que forme parte de una comunidad dinámica entre las personas de altos ingresos debería aplicarse a las personas de ingresos más bajos”, dijo Williams.

¿A cuánto ascenderá el alquiler?

Debido a que los apartamentos en Alvarado han sido diseñados para las personas sin hogar, la mayoría de las cuales no tienen trabajo, los residentes solo tendrán que pagar el 30% de sus ingresos. Esto incluye la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, por sus siglas en inglés) y el Seguro de Incapacidad de la Seguridad Social (SSDI, por sus siglas en inglés). Los residentes también tendrán que pagar sus propias facturas de electricidad.

“Los inquilinos tendrán que pagar algo, pero dependerá de sus ingresos. Queremos que las personas sean conscientes de la correlación entre el uso y el costo, y que se responsabilicen por ello”, explicó Baldridge.

La empresa sin ánimo de lucro Brilliant Corners , examina y evalúa a inquilinos potenciales para determinar si serían buenos candidatos para Alvarado.

Después de todo, es un espacio que pretende ofrecer mucho más que habitaciones donde alojarse, dijo Baldridge, quien lleva 20 años trabajando en proyectos de vivienda asequible.

En Alvarado, habrá a tiempo completo cuatro administradores de casos, quienes ayudarán a los residentes en todo momento. Lo usual es que los trabajadores sociales visiten varias propiedades, pero esta solución facilita la transición de las personas sin hogar a una vivienda permanente.

Ganar dinero haciendo el bien

El 100% de los proyectos de Aedis son asequibles, reveló Baldridge.

Si bien Baldridge tiene una filosofía filantrópica, considera que ceñirse a un presupuesto estricto tiene un impacto positivo tanto para la sociedad como para el balance final de la empresa.

“Podemos hacerlo y ser una empresa rentable. Es agradable que todo marche bien cuando haces una buena acción”, dijo.

Baldridge confesó que se sentiría satisfecho si las ganancias anuales no superan el 10%.

“Eso significa que las personas se quedan”, dijo. “Por supuesto, una parte de mí quiere que tengan una casa, se casen e integren plenamente en la sociedad. Pero también quiero que la gente viva feliz en Hope en Alvarado”.

Aedis espera construir este año entre cuatro y cinco proyectos Hope. Y dependiendo del éxito de este proyecto inaugural, el modelo puede extenderse más allá de Los Ángeles.