Ultimas Noticias

Citan abusos comunes contra envejecientes

CONAPE HA RECIBIDO 980 CASOS POR CONCEPTO DE CONFLICTOS FAMILIARES DESDE 2007

Necesidad. El Conape procura en crear conciencia sobre el cuidado y protección de los envejecientes en el país.

Los casos de conflictos familiares como la negligencia y de maltrato psicológico, físico y económico, así como la violación del derecho de propiedad, figuran entre los principales casos de abusos contra los adultos mayores atendidos por el Consejo Nacional de la Persona Envejeciente (Conape) en los últimos 10 años.

De acuerdo con las estadísticas del Conape, desde el 2007 a septiembre de 2017 en la División Jurídica de ese organismo se han recibido 9,635 casos de abusos y maltratos contra envejecientes, de los cuales 8,992 han sido resueltos y 634 se encuentran en proceso.

Por concepto de conflictos familiares ha recibido 980 casos. La institución define ese tipo de abuso como situaciones conjugadas de aspectos psicológicos y físicos, por lo regular muy parecidos a la negligencia, cuyos principales agresores son familiares cercanos.

Por maltrato psicológico, que abarca manifestaciones de manipulación, intimidación, amenazas, humillaciones, chantajes, desprecio, violación de sus derechos impidiéndole tomar decisiones, entre otros, el organismo registra 288 casos, mientras 85 casos han sido por maltrato físico, como golpes, quemaduras, fracturas y administración abusiva de fármacos o tóxicos.

En ese período se reportaron además 11 casos de maltrato económico, que es un tipo de abuso que consiste en impedir el uso y control del dinero y el chantaje. Ese tipo de maltrato, explica el Conape, por lo regular no es denunciado por el adulto mayor, ya que siempre es cometido por un familiar muy cercano y ellos temen denunciarlo para no tener problemas judiciales con esa persona.


Registra unos 189 casos de violación al derecho de propiedad, que consiste en cohibir al adulto mayor de ejercer su derecho de propiedad en casos de alquileres, sucesiones y otros abusos que involucren este derecho. El Conape destaca que la mayoría de esos casos son remitidos a los tribunales de derecho común, especialmente cuando son casos sucesorales. Por reclamos de pensiones ha recibido 847 casos de los cuales ha resuelto 306 y están en proceso 541 casos. El mayor número de casos recibidos en la División Jurídica del Conape tienen están vinculados a documentos legales, de los cuales ha atendido 4,869 casos, todos resueltos.

En asistencia a los tribunales ha atendido 89 casos de adultos mayores, de los cuales 78 han sido resueltos y 11 están en proceso.

Caber destacar que el desamparo se hace aún más latente entre aquellos envejecientes que cumplen condenas en el Centro de Corrección y Rehabilitación para Adultos Mayores Haras Nacionales, donde guardan prisión envejecientes que han cometido delitos que le han puesto en conflicto con la Ley.

Pesión
Mientras que una vejez desprotegida e incierta parece ser el futuro de más de un millón de dominicanos, es decir, del 70 por ciento de los trabajadores que hoy aportan al régimen de capitalización individual que, según cálculos de expertos, no lograrán recibir una pensión mínima, al no alcanzar los 360 meses de cotizaciones, es decir, los 30 años de aportes que establece la ley, y por la baja tasa de retorno que están generando sus fondos.

(+)
LA POBREZA Y VEJEZ EN SERIE DEL LISTÍN
45% ES POBRE: En una serie de reportajes publicado en este diario durante el mes de abril de este año, se describió el impacto de la pobreza en los ancianos en República Dominicana.

Abandono, precariedades económicas, limitaciones de acceso a la medicina, la falta de afecto y cuidados, forman parte de las dificultades que enfrentan a diario miles de adultos mayores en el país, donde pese a las inquietudes, iniciativas y proyectos que acuña el Consejo Nacional de la Persona Envejeciente (Conape), el ser pobre y envejecer en República Dominicana sigue siendo una tragedia. Sobre todo en un país donde el 45 por ciento de los adultos mayores son pobres y entre el 32 y 33 por ciento muy pobres, de acuerdo a datos oficiales. Se estima que en República Dominicana la población envejeciente supera el millón 200 mil.

Huérfanos de hijos
De un promedio de 40 envejecientes que acuden de manera fija y permanente al Hogar de Día de Sábana Perdida en Villa Mella, sólo en tres de ellos hay hijos que han acudido al centro a ver como lo atienden y que reciben allí, del resto, la doctora Rosy Molina, directora y fundadora del mismo, nunca ha visto un familiar. En algunos casos, cuando ve a un padre o madre muy deprimido, o necesita dar explicaciones sobre la aplicación de determinado tratamiento, la profesional los manda a buscar o toma su celular personal para llamar al hijo o nieto, incluso si viven en el extranjero, que por lo general creen que con mandarle un “dinerito” cumplen.