Header Ads

Colegios afirman buscan libros en las aulas sean semejantes

Ante el emplazamiento de ProConsumidor de que no se imponga donde comprar libros y materiales escolares, dos asociaciones de colegios privados afirmaron que cuando establecen un sitio determinado para la adquisición de bienes educativos se busca que sean homogéneos, de calidad y facilitar la compra a los padres.

No obstante Julia Múñiz, presidenta de la Asociación de Instituciones Educativas Privadas (AINEP), y Amalia Inchaustegui, presidenta de Federación Nacional de Instituciones Educativas Privadas (Fenacerd) aseguraron que están de acuerdo con la libre elección del lugar donde los padres puedan adquirir los materiales educativos y libros de texto.

Muñiz señaló que el tipo de libro que adquiere un estudiante tiene que venir determinado por el currículo del Ministerio de Educación, por lo que la institución tiene que establecer el tipo a adquirir para que sea homogéneo al programa educativo con la asignación que dará el maestro.

“Lo que tiene que quedar claro es que tiene que comprar el requerimiento que hace el colegio con el objetivo que los estudiantes continúen con un programa homogéneo”, aclaró.

Señaló que es bueno aclarar que las familias no deben creer que pueden adquirir el libro que quieran y que llevarán un material académico diferente al que impartirá el docente, porque eso lesiona el proceso educativo.

En el caso de los uniformes, señaló que normalmente el centro los suple es para mantener la imagen institucional porque en ocasiones los padres los adquieren en otro sitio y los logos y telas son diferentes. Sin embargo, aseguró que este no es un elemento lucrativo para los centros.

En cuanto a la no devolución de pagos, Muñiz indicó que los padres no pueden pedir un cupo y poco antes de iniciar el año escolar echar atrás porque eso lesiona la institución.

Dijo que sí se hacen devoluciones, pero que debe verse en qué momento se demandan.

Afirmó que como gremio afrontan el problema de que muchas familias reciben el servicio durante el año completo y luego no pagan. Y otras abandonan dejando deudas sin que los centros estén protegidos por ley.

Señaló que así como los padres tienen derechos, las instituciones que prestan servicios también los tienen por lo que hay que trabajar para la equidad y lo más justo para ambas partes
“Estamos muy comprometidos en que todo lo que tenga que ver con este sector se regularice, pero también nosotros necesitamos que nuestra voz se oiga”.

Indicó que sostuvieron una reunión con la directora de Proconsumidor, Anina del Castillo, en la que abordaron estos temas y se acordó una mesa de trabajo para estudiar los puntos que puedan generar conflictos y mediar al respecto.

Libertad. Incháustegui indicó que lo que ha dicho Proconsumidor es evidente, porque un libro se puede comprar donde quiera.

Dijo que muchos padres les piden a los colegios que les recomienden dónde comprar los textos escolares y entonces se les brinda esa oportunidad, pero no es obligatorio.

Apuntó que donde se presentan situaciones es con los materiales didácticos que muchos padres los adquieren de menor calidad y por eso los colegios les sugieren marcas o lugares determinados.

Dijo que algunos colegios piden cuadernos genéricos, pero es algo que tiene que ver con la organización de la enseñanza. Con relación a los uniformes, señaló que se compran donde los indica el colegio por razones de identidad institucional.
Aseguró que por los casos señalados no tienen quejas de padres.
Publicar un comentario
Con tecnología de Blogger.